Os comunicamos que en el día de ayer se aprobaron una serie de medidas para responder al impacto económico del COVID-19. Es importante destacar que se irán implementando nuevas medidas durante estos días, así como pueden variar las existentes.

Así mismo este documento solo abarca las medidas que afectan a nuestro trabajo y clientes, en ningún caso tratamos temas que no nos abarcan.

Las medidas se encuentran recogidas en el Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo.

Entre las medidas tomadas por el ejecutivo se encuentran medidas diversas como:

En cuanto a la parte laboral (información de interés si tienes trabajadores contratados o eres trabajador por cuenta ajena):

Primero aclarar los porcentajes que el trabajador recibe en cada caso y quien abona estos porcentajes, muy importante para las empresas:

ENFERMEDAD COMÚN:

Prestación:
Día 1-3 de baja: no hay cobertura
Día 4-15: 60% del salario (paga la empresa)
Día 15-20: 60% del salario (corresponde a la MUTUA)
Día 21- en adelante: 75% del salario (corresponde al MUTUA)

ACCIDENTE DE TRABAJO:
Prestación:
Día 1: el día del accidente cuanta como día trabajado
Día 2-en adelante: 75% del salario (corresponde a la MUTUA)

Nota adicional: el convenio puede mejorar la prestación, de cualquiera de las contingencias mencionadas.

En caso de aislamiento se podrán acoger a esta baja:
Criterio técnico por el cual se establece que la enfermedad ocasionada por el virus COVI-19 deberá catalogarse como «enfermedad común» a los efectos de las prestaciones de Seguridad Social, salvo que se pruebe que la enfermedad se ha contraído con causa exclusiva en la realización del trabajo, siendo en tal caso contingencia profesional.

La fecha del hecho causante vendrá determinada por la fecha de inicio del aislamiento si, con carácter previo al diagnóstico de la enfermedad, ha estado sometido a un periodo de aislamiento.

También tenemos otros casos:
En primer lugar, los clientes cuya actividad no esté suspendida por la Comunidad Autónoma, no podemos indicarle que tomen ninguna medida con sus trabajadores. Su actividad no está paralizada y debe seguir todo igual.

Podemos comentaros que pactéis con los trabajadores, bajo acuerdo de la empresa con el trabajador, vacaciones o días libres por horas acumuladas o asuntos propios. Pero, tiene que ser que el trabajador quiera y lo pacte entre ambas partes, si el trabajador no quiere no se puede hacer nada. Si son actividades que puedan teletrabajar, se les recomendará hacer
teletrabajo.

En cuanto a los clientes cuya actividad queda suspendida por la Comunidad Autónoma, o actividades relacionadas que puedan justificar la paralización productiva, se le puede plantear al empresario si va a ser definitivo o algo temporal por las circunstancias. Si va a ser algo temporal, le recomendaremos tramitar un ERTE (según la autoridad laboral, se van a agilizar
estos trámites).

El ERTE es un procedimiento que se inicia ante la autoridad laboral, para que den el visto bueno a que temporalmente se pueda suspender el contrato de los trabajadores o reducir la jornada laboral. El trabajador podría acceder al paro temporalmente, y por otro lado, los clientes (EMPRESARIOS) deben saber que con el ERTE se debe pagar los seguros sociales de los empleados, mientras este dure.

Si, por el contrario, creen que la decisión de despedir a los trabajadores va a ser definitivo, tendrá que realizar un despido por causa mayor. Éste último, habrá que acompañarlo de la documentación o medios de prueba que acredite necesarios (decreto de la comunidad suspendiendo la actividad, documentos de alta de la actividad, explicación de lo que conlleva
la suspensión de determinadas actividades para su empresa, etc. y la autoridad laboral decidirá sobre este aspecto, igual que sobre el ERTE. El despido por causa mayor sería lo menos recomendable (ya que al entrar la autoridad laboral esto puede conllevar a inspecciones de trabajo) y si el cliente sabe que una vez pasado esta crisis va a volver a su actividad con normalidad y a contratar a sus trabajadores no debería realizar este tipo de despido si no un ERTE.

Esto no es definitivo, ya que están previstos nuevos paquetes de medidas en materia laboral y en protección social de los trabajadores, pero aún no sabemos nada, estamos pendientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *